DSalus - Servicios Complementarios de Salud
DSalus
Home > Servicios > Acupuntura

Acupuntura

En DSALUS estamos comprometidos con las personas, y nuestro objetivo es la prevención y mejora de la salud de los pacientes. Para ello contamos con los mejores profesionales, médicos con una formación específica y especializada en técnicas de tradición milenaria como la acupuntura que ofrece un perfecto complemento a las intervenciones médicas farmacológicas y quirúrgicas, con tratamientos de alto valor añadido que permiten un abordaje integral del paciente y su patología para restaurar su salud y bienestar.

La acupuntura consiste en la inserción de distintas agujas metálicas de características muy finas en lugares estratégicos concretos del cuerpo humano, conocidos como meridianos, donde mediante esta técnica se liberan endorfinas y otra clase de neurotransmisores que disminuyen el dolor, fortalecen el sistema inmunitario y reducen la inflamación.

Destacamos como técnicas de acupuntura las siguientes:

  • Agujas: La inserción de agujas muy finas en localizaciones clave de la superficie corporal para producir los efectos deseados.
  • Electroacupuntura: Agujas conectadas a un dispositivo que genera impulsos eléctricos para estimular de forma continua los puntos de acupuntura.
  • Moxibustión: Se realiza aplicando calor a los puntos de acupuntura para estimular los mismos activando las circulación sanguínea..
  • Ventosas: se aplica una ventosa en forma de campana, succionando el aire es succionado mediante el uso de fuego o manualmente. Su aplicación está destinada a los distintos puntos o zonas donde existe estancamiento de sangre o fluidos lo que provoca una mejora inmediata en el paciente.

Los resultados clínicos obtenidos demuestran que la acupuntura es eficaz contra el dolor y muchas otras patologías, la Organización Mundial de la Salud (OMS), reconoce y apoya su utilidad terapéutica.

Son numerosas las aplicaciones exitosas de la acupuntura, entre las que destacaremos la considerable reducción de los estados de dolor agudo y crónico (dolores musculares, articulares, neuralgias, fibromialgia, migrañas, dolores de origen oncológico); desequilibrios emocionales, ansiedad, insomnio; adicciones como el tabaco, alcoholismo y otras drogas.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, está consintiendo la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utiliza nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Cookies. Aceptar Uso de Cookies